Una septuagenaria trepa por un andamio en Gijón para recuperar un reloj

Subió por la escalera con una agilidad pasmosa, caminó por la plataforma y recogió el objeto ante la atónita mirada de los obreros

La estampa era cuanto menos, insólita: una mujer de unos 70 años, con el bolso al hombro, caminando por un andamio tranquilamente. Como si lo hiciera a diario. Trepó por la escalera, subió a la plataforma, a unos tres metros del suelo, hizo lo que se había propuesto y bajó. Su cometido no era otro que recuperar un reloj que le había caído desde una ventana. Tenía un objetivo claro y lo llevó a cabo, aunque pusiera su integridad en juego y para estupefacción de los obreros, que se encontraron a la septuagenaria subida en lo alto del andamio, que para más inri lo estaban desmontando, con el consiguiente riesgo.

El llamativo episodio ocurrió sobre las 2 de la tarde en la confluencia de las calles Carlos Marx y Magnus Blikstad, en Gijón. «Iba en el autobús y de pronto empecé a escuchar: ‘pero qué hace ahí esa mujer, qué hace en el andamio’, y cuando miré vi a una señora mayor subida en el andamio, no daba crédito», explica aún estupefacta una mujer que presenció la escena.

La mujer en cuestión, con una agilidad propia de una veinteañera, recogió el objeto y bajó por la escalera tal cual, sujetando el bolso y su preciado reloj, por el que se jugó la vida.

Proporcionado por elcomercio.es – La noticia completa aquí
Carmen Moreno. – Asistente Web Digital

Languages