Ataques con drones, asaltos cibernéticos y fotos de jóvenes votando, así es la última jornada electoral de Rusia

Ucrania ha lanzado más de 35 aviones no tripulados sobre ocho regiones rusas mientras el Kremlin anuncia, horas antes del cierre de los colegios, una nueva conquista territorial en Zaporiyia

Ucrania ha enviado decenas de drones a territorio ruso en el inicio de la tercera y última jornada de las elecciones presidenciales. Las autoridades han informado de al menos la muerte de un joven en la región de Bélgorod, cuyo cielo se ha visto sobrevolado por una docena de cohetes disparados desde el otro lado de la frontera. El Kremlin mantiene un dispositivo especial de seguridad ante el temor a que el cierre de las urnas sea aprovechado este domingo por los opositores al régimen para celebrar protestas en Moscú y otras grandes ciudades. Ya hay más de 47 detenidos por este tipo de incidentes, según han informado fuentes del Gobierno.

Las alarmas han sido constantes desde la pasada madrugada, cuando las fuerzas de defensa antiaérea han interceptado hasta 35 aviones no tripulados en ocho provincias. Los objetivos principales se encontraban en Moscú, donde las autoridades aeronáuticas mantuvieron cerrados tres aeropuertos hasta esta mañana, Krasnodar, Yaroslavl, Kursk y Bélgorod. Los pilotos ucranianos han intentado llevar sus drones también hasta la refinería de petróleo de Slaviansk, pero han sido interceptados por los antiaéreos en el camino.

Los ataques masivos con vehículos no tripulados han sido una constante desde que el viernes se abrieran los colegios electorales. «Es evidente que el régimen corrupto de Kiev ha incrementado sus actividades terroristas por las elecciones presidenciales para demostrar a sus jefes occidentales su posición proactiva y pedir así más ayuda económica y armamento letal», ha argumentado este domingo el Kremlin, tras denunciar que quince civiles han muerto en estos ataques. Según el Gobierno, Ucrania ha arrojado además varios cohetes contra un colegio electoral en Zaporiyia, sin causar víctimas. Al menos seis refinerías se han visto afectadas también por las explosiones.

Por su parte, el Ministerio de Defensa ha respondido a los ataques ucranianos señalando que el ejército ruso ha «liberado» este domingo una aldea situada precisamente en la región de Zaporiyia. Las tropas, al parecer, han obligado a replegarse a los defensores ucranianos hacia posiciones más retardadas después de que en los últimos días hubieran sido hostigados por las fuerzas de asalto. El ministerio ha presentado esta victoria justo cuando abrían los centros electorales y ha informado de que un helicóptero de origen estadounidense en el que viajaba una veintena de soldados ucranianos ha sido destruido cerca de Lukashovka. Según el ministerio, el comando se dirigía a la frontera para desembarcar en las inmediaciones de una aldea rusa.

La oposición ha redoblado este domingo sus llamamientos para boicotear los comicios presidenciales. Piden a los manifestantes que saturen los centros de votación con el fin de causar su colapso o escriban la palabra ‘Navalni’ en las papeletas para que se contabilicen como nulas y pueda medirse el nivel de la disidencia en Rusia.

Fuera del país, el incidente más destacado se ha producido en Moldavia, donde un individuo lanzó dos cócteles molotov contra el colegio electoral de la embajada rusa en Chisinau. Los artefactos cayeron en el patio del edificio y solo produjeron leves daños materiales, aunque el incidente obligó a detener el proceso de votación a primera hora de la mañana. Los servicios de seguridad de la legación detuvieron poco después al supuesto agresor.

El más longevo desde el siglo XVIII

Pese a los mensajes de la oposición, el pesimismo es notorio. Vladímir Putin concurre a las presidenciales sin oposición alguna, lo que garantiza que repetirá su cargo hasta 2030. De ser así, el jefe del Kremlin permanecerá en el poder más tiempo de lo que ha hecho cualquier otro dirigente ruso desde el siglo XVIII, con Catalina la Grande. El propio mandatario se ha encargado de presentar estas elecciones como una forma de avalar públicamente sus políticas, más que como una competencia real por la presidencia. En una entrevista difundida el jueves, la víspera de la apertura de los colegios, llamó a los ciudadanos a «mantenerse unidos» y se mostró convencido de que los comicios servirán para que la población exprese «sus sentimientos patrióticos».

Por lo demás, el régimen se está esforzando por mostrar una imagen optimista y normalizada de estas elecciones, que terminarán a las 18.00 horas (GMT) en la región más occidental del país, en Kaliningrado. Según el Gobierno, anoche ya se habían cubierto el 61,37% de los votos a distancia y otro 60,04% había pasado presencialmente por los colegios electorales. Las previsiones apuntaban a un aumento de la participación respecto a los anteriores comicios.

En las regiones de Ucrania ocupadas, las autoridades aseguran que han votado ya dos millones de personas, mientras la oposición y fuentes militares ucranianas denuncian cómo los soldados rusos han ido casa por casa reclamando la papeleta electoral y conminado a la población a acudir a los centros de votación.

Singularmente, el Kremlin se ha esforzado en inundar las redes sociales y los medios de comunicación con imágenes de jóvenes que se estrenan en las urnas. Selfies, fotografías de prensa e invitaciones a votar entre la población de 18 a 22 años circulan en abundancia junto a declaraciones oficialistas del estilo de «es agradable ver rostros jóvenes en los colegios electorales. Nuestros jóvenes aman a su país y consideran injusto cómo lo tratan, por eso es especialmente importante que vengan a votar, porque ese es su futuro».

Proporcionado por todoalicante.es – La noticia completa aquí
Carmen Moreno. – Asistente Web Digital

Languages